Jueves, 03 de mayo de 2007

The Dawk Delusion

Enrique Arias Valencia

Tesis 1. Richard Dawkins es el más altivo divulgador de la ciencia que hay en la actualidad.

“Dejad que los niños se acerquen a mí”.
Mc 10,14

La secularización busca reducir el papel de la religión en la sociedad. El ateo renegado (pues no le gusta el término, y prefiere autodenominarse brigth, es decir, brillante) Richard Dawkins es autor de algunas de las más absurdas especulaciones a favor de la secularización que he leído en toda mi vida. Uno de sus argumentos ha sido retomado por Fernando Savater en su reciente libro La vida eterna, cosa que lamento en un filósofo tan comprometido como lo es Savater; si bien no era de extrañar, pues también Savater es un ateo de tiempo completo, aunque hasta ahora parecía más congruente que Richard Dawkins. Probablemente no haya nada más absurdo que la inconsistencia de los supuestos defensores de la consistencia, y el argumento que ahora nos ocupará es denso en inconsistencias. Veamos el argumento como lo presenta Savater:

“Resulta abusivo dar por hecho que los niños, antes de poder elegir, pertenecen obligadamente a la religión familiar. Los antiguos cristianos, que esperaban a la edad adulta para otorgar el bautizo, se portaban de manera más liberal que sus sucesores eclesiásticos de hoy día. En varias ocasiones, Richard Dawkins ha expresado gráficamente el absurdo de creer en la afiliación religiosa de los niños por cuestión hereditaria: a veces hablamos de niños judíos, musulmanes, católicos o protestantes pero nunca de niños neoliberales, keynesianos o marxistas, demócratas o republicanos. Sin embargo, tan disparatado es lo uno como lo otro. En realidad, al aplicar esas calificaciones, sólo podemos referirnos a lo que los padres de los niños piensan, no a la opción elegida por los pequeños. Precisamente para que sean capaces de elegir es para lo que hay que educarles: como bien dice Dawkins, no se trata tanto de enseñarles qué pensar, sino cómo. Parece una muestra de cinismo que quienes son más partidarios de encerrar ideológicamente a los niños en la ortodoxia familiar sin permitirles «contagios» exteriores sean precisamente los que más alto se lamentan contra la pretensión «totalitaria» del Estado laico de «adoctrinar» a los alumnos en valores confesionalmente neutros”.

Tomémonos en serio el planteamiento de Dawkins-Savater. Voy a ir a la fiesta del santo patrono del pueblo. No sólo toda la familia va, sino que todo el pueblo va. En consecuencia, la casa se quedará completamente sola. ¿Debería dejar solo en casa a mi hijo de tres años, para no violentar su aún nonata capacidad de elegir? Aún más interesante: ¿debería relegar a mi hijo de las fiestas religiosas del pueblo en beneficio del argumento Dawkins-Savater para esperar a que tenga capacidad de elegir mientras sus amiguitos se divierten cantando la letanía a la Virgen, rompen la piñata y demás cosas? ¿Hacer de mi hijo un renegado social en beneficio del ateísmo de Dawkins-Savater?

Llevemos el argumento de Dawkins-Savater a sus últimas consecuencias. ¿Esperaremos a que los niños tengan capacidad de elegir sus alimentos o les daremos de comer, a sabiendas de que los niños no están eligiendo su comida? ¿Qué tal el vestido? ¿La escuela? ¿El tratamiento de las enfermedades?

Conozco a un ateo que de vez en cuando va a misa a escuchar a un coro. Recientemente le pregunté del porqué de su actitud, y me contestó: “A misa no vengo a buscar a Dios, sino a encontrarme con mis semejantes”. ¿Es ese encuentro el que el argumento de Dawkins-Savater quiere evitar? ¿Tienen los niños el derecho a integrarse a la sociedad, o debemos esperar a que crezcan para preguntarles si les gustaría ser seres sociales, conocidos en su comunidad? Después de todo, el argumento Dawkins-Savater se parece mucho a la prohibición de salir a jugar que muchos niños padecen porque a sus padres les preocupan los peligros que podrían enfrentar allá afuera, en el barrio.

¿Podemos consultar a un etólogo? (Tesis 2)
Un etólogo es un experto en el comportamiento animal. Richard Dawkins es un etólogo, por lo que el argumento Dawkins-Savater nos servirá para plantear algunos problemas etológicos.

Los niños aprenden lo que ven. Esta verdad tan obvia no lo es ni más ni menos que para un brillante etólogo, como lo es Dawkins, y que por lo tanto debería de ser capaz de reconocer todo lo que tenemos los seres humanos de animales miméticos. Cuando me santiguo frente a la iglesia, ¿debo evitar que mi hijo imite mi gesto para preservar su sacrosanto valor de elegir? ¿Debo convertir en ejercicios privados de piedad todas las oraciones familiares, porque los niños tienen derecho a que no se les contamine con supuestos prejuicios religiosos?

Dawkins es el más más altivo divulgador de la ciencia que hay. Dawkins divulga sus ideas con soberbia. Luego, Dawkins es el menos humilde divulgador de la ciencia que hay.

Corolario 1
Supongamos que les prohíbo a mis hijos imitar mis gestos religiosos, en beneficio de su futura capacidad de elegir. Lo más seguro es que acaben imitándome, porque para todo ser vivo, lo prohibido es delicioso.

Corolario 2
Dawkins y también Savater ignoran que la educación se mama, y que aún antes del cómo, está el por qué. Es decir, los padres educarán a sus hijos lo mejor que puedan, no será una educación perfecta, porque sólo Dios es perfecto, pero algo habrán hecho.

Corolario 3
No puedo evitar la tentación de recomendarles a mis hijos que no lean los libros de Dawkins, porque están mal escritos. Pero no se los puedo prohibir.

Corolario 4
Para decirlo en términos etológicos: los creyentes forman manadas y rebaños, es decir, son seres sociales; los ateos son lobos solitarios, es decir, son temerarios marginales. Si me dieran a elegir, me gustaría más formar parte de una comunidad que ser un antisocial. ¿Quién nos enseña a ser sociables? ¿Dónde se aprende a ser sociable?

Hay elementos fanáticos en el argumento de Dawkins

Al proponer una educación ideal que los padres deben obedecer, Dawkins se hace propagandista de aquello que combate: el fanatismo religioso que Dawkins detesta no está muy lejos de su exigencia de librar a los niños del bautismo de los niños. Incluso, nadie sabe para quién trabaja, y Dawkins se hace cómplice del protestantismo puritano que exige el bautismo de adultos, y rechaza el de los niños.
¿Es un abuso bautizar a un niño? Recibir unas cuantas gotas de agua en la frente es para un niño un acto totalmente incomprensible, neutro. Lo que le ofende a Dawkins es el significado que para él encierra el bautismo, y no tanto el hecho en sí, porque el bautismo es sólo un signo sensible de algo que escapa a la comprensión del niño y del brillante Dawkins. Cuánta razón tenía aquel que dijo: “Dejad que los niños se acerquen a mí”. Por cierto, las palabras de Jesús también demuestran que Savater se equivoca cuando dice que: “Los antiguos cristianos, que esperaban a la edad adulta para otorgar el bautizo, se portaban de manera más liberal que sus sucesores eclesiásticos de hoy día”. Es así que Savater se equivoca porque Jesús claramente afirmó que había que dejar que los niños se acercaran a él. Por lo tanto, si bien Juan Pablo II dijo: “No tengáis miedo a los poderes de este mundo”, resulta que los poderes de este mundo sí que le tienen mucho miedo al bautismo de los niños.

¿De qué se están quejando estos señores?

La pequeña Lily se acerca hacia mí con una sonrisa. En sus ojos brilla la inocencia. Sus manitas están sucias de tanto jugar. La niña comienza un baile improvisado, y de pronto, de su cuello asoma un diminuto crucifijo. No puedo evitar hacerme la pregunta. ¿En realidad se trata de un abuso mermar la libertad de los niños, pues antes de poder elegir, les colocamos imágenes religiosas en sus cuerpecitos? Muy bien, nosotros damos por hecho que los niños pertenecen a la religión familiar, pero ¿creen los niños en Dios? En el fondo, Dawkins se equivoca porque tiene razón en un punto: no hay niños cristianos porque tampoco hay niños dawkinsianos. Los niños viven en el Paraíso, y las serpientes del conocimiento científico sólo pueden envidiarlos. En consecuencia, la queja de Dawkins es inútil.

El absurdo en pleno

Resulta absurdo suponer que podemos interferir en la capacidad de elección de los niños cuando por definición los niños no pueden elegir aún. El propio argumento de Dawkins-Savater dice que los niños viven un tiempo “antes de poder elegir”. Por lo tanto, no podemos impedir la libre elección de los niños, pues no existe aún.

Conclusión

¿Qué es más provechoso, enseñarles a los niños a cantar “Jesús Alegría de los hombres” de Bach, e insuflarles el mensaje de unidad que esta obra contiene, o ponerlos a estudiar a soberbios y muy altivos divulgadores de la ciencia como lo es el brillante pero muy pendenciero Dawkins? Después de todo, muchas de las melodías de Bach tienen un valor estético y moral que el tiempo ha refrendado, independientemente de su valor religioso. Las obras de Dawkins no son recomendables porque no fomentan la armonía, son autoritarias y son por lo tanto muy poco pedagógicas.
El problema, según yo lo veo, es si de la mano de la ciencia se puede llegar no a proposiones verdaderas, sino a experiencias de belleza. De la mano de la religión se puede llegar: el Magnificat de Bach es uno de muchos ejemplos.
En cambio, ¿puede llegarse a la belleza por medio de la ciencia? La respuesta es más arriesgada, porque el objetivo de la ciencia no es descubrir la belleza, sino describir la verdad. El año pasado leí el peor libro que he leído en mi vida: El universo elegante, de Brian Greene. Aún me pregunto qué tiene de elegante el galimatías de las supercuerdas, una "teoría científica" que no puede ponerse a prueba por medio de experimentos, y que muchos, y por esta razón, no han dejado de señalar como pseudociencia. Bien mirada, la así llamada belleza de la ciencia y sus ecuaciones siempre será pálida comparada con la lozana hermosura de la religión bien temperada: el Ave María de Bach-Gounod en un templo barroco, durante una misa de Acción de Gracias.

Amigo lector: si lo que lees te parece poco serio, no dudaré en abjurar de mis ideas. Sólo tienes que hacer clic en el siguiente enlace: Abjuración festiva a la manera del barroco


Tags: Richard Dawkins, filosofía de la ciencia, dudas

Comentarios
los padres han de dar a sus hijos la educacion que crean conveniente, cuando alcancen la suficiente madurez para tomar decisiones ya lo haran, lo que hay que ense?ar a los hijos no son verdades sino posibilidades, acompa?adas de explicaciones.
Publicado por peregrinoscb
S?bado, 12 de mayo de 2007 | 22:57
?Es la ciencia una posibilidad?
Publicado por Ariastoteles
S?bado, 12 de mayo de 2007 | 22:59
La verdad es que pocas veces en mi vida hab?a perdido el tiempo leyendo una cr?tica tan vana y con tan pocos argumentos. Pareciera que en lugar de lo que debiera ser una serie de planteamientos guiados por la raz?n, un perfecto subnormal de la prensa rosa quisiese criticar cosas que no ha llegado a entender. La pr?xima vez ded?cate a especular sobre la muerte de la princesa Diana Gales.
Publicado por Salker
Mi?rcoles, 24 de octubre de 2007 | 13:28
No voy a dejar de hablarle s?lo porque no me est? escuchando. Me gusta escucharme a m? mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo.
(O. Wilde)
Publicado por Ariastoteles
Mi?rcoles, 24 de octubre de 2007 | 23:32
Mirad, pues a Salker, cuyas insuficiencias gramaticales no le han impedido arrojar pedradas al templo de Afrodita. ??C?tara solamente de Apolo!?
Publicado por Ariastoteles
S?bado, 17 de mayo de 2008 | 18:33
totalmente de acuerdo con Salker. Este tipo no tiene ni idea de lo que escribe.
Publicado por Invitado
Jueves, 04 de septiembre de 2008 | 18:59
An?nimo: tengo una mejor idea que Salker de aquello sobre lo que escribo porque soy capaz de expresarme con m?s claridad que ?l. Lo siento, pero el pensamiento claro se refleja en una escritura clara. Por otro lado, si no est?s de acuerdo con lo que aqu? declaro, yo mismo he abjurado de estas ideas, como puedes notar si das clic al link, no obstante, por supuesto que dicha abjuraci?n no es completa, pues yo no me identifico con mis ideas, sino con el esplendor y magnificencia de mi lenguaje.
Saludos cordiales
Publicado por Ariastoteles
Viernes, 05 de septiembre de 2008 | 5:44
Al final del dia (dentro de muchosa a?os) Dawkins sigue siendo Dawkins, Savater sigue siendo Savater y Arias_ciencia seguir? siendo un pendejo desconocido ^^.

El arte no llega de la mano de la ciencia, llega la verdad; de la mano de Jesus podr? llegar un Bach, pero tambi?n una inquisici?n. Generalmente el arte m?s dep?rado de los ultimos siglos ha llegado del alejamiento concreto de la relgi?n (m?sica, escultura pero sobre todo teatro y literatura).

Personalmente creo que alguien tiene derecho a criar a su hijo como le plazca, pero siempre y cuando no se le ense?e estupideces como la irrefutabilidad de la existencia de dios, sino que es posible o no (y que el ni?o eliga)... por cierto: si cr?as a un ni?o con parametros religiosos que pueden serle da?inos (en los cuales no es muy dificil caer desde la religi?n) entonces tienes el mismo derecho de criarlo que alguien que abusa psicol?gicamente del ni?o (y en un pa?s civilizado te lo quitarian)...
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 04 de marzo de 2009 | 7:34
el ejemplo analog?a (no creo poder llamarlo analog?a) de no dejar al ni?o solo en casa durante la fiesta del patrono... puede ser m?s especifico, apretado, inadecuado, ma?oso y -en resumen- estupido?... cuantio tiempo le tomo pensar en eso? 15 minutos?
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 04 de marzo de 2009 | 7:37
El Invitado de las 4/3/9 me pregunta: "cuantio tiempo le tomo pensar en eso? 15 minutos?".

Respondo: El suficiente para escribirlo con correcci?n.
Publicado por Ariastoteles
Mi?rcoles, 04 de marzo de 2009 | 14:57

Qué artículo de merda!!! Mal escrito, malos ejemplos, sin argumentos. Una pérdida de tiempo pasar por acá y leer tanta tontera.

Publicado por Invitado
Jueves, 16 de junio de 2011 | 23:33

Hola, me gustaron muchas cosas que leí, pero al ver que eres de cierta religión pues le resta muuuucho valor al escrito.

Si eres católico, pues la verdad es que tu RELIGIÓN ha hecho un millón de cosas muy mal, contra la reputación de Dios, yo creo en Dios y no en las religiones, Dios pues es Dios, pero las religiones son para y por los hombres.

Publicado por Karen Sierra
Jueves, 14 de junio de 2012 | 7:41

Hola, Karen. fui formado en la religión católica. Si bien actualmente presumo de ateo, creo que la esperanza merece una voz en el alma de cada hombre. Por lo tanto, tal vez nos parezcamos mucho más tú y yo de lo que podrías suponer. Recibe un abrazo, y muchas gracias por tu interesante comentario.

Publicado por Ariastoteles
Jueves, 14 de junio de 2012 | 16:15