Viernes, 30 de noviembre de 2007
?C?mo detener una obsesi?n?

Enrique Arias Valencia

En el caso de la S I he advertido ya que no estoy buscando obsesionarme con la S I, sino ver qui?n me la paga. La falacia es: ?La S I es la culpable de que yo est? obsesionado con ella?. No hay culpables de esa obsesi?n: yo soy el responsable de todo lo que le atribuya a la S I, y al reconocerlo, he descubierto que la obsesi?n comiensa a ceder, y por momentos, incluso, se desvanece casi por completo.

Lo cual quiere decir que la SI no es en modo alguno culpable de que est? obsesionado con la propia S I, sino que yo soy el ?nico responsable de querer hacer culpable a la S I de mi comportamiento obsesivo.

La obsesi?n es como la venganza: al final el m?s perjudicado es el sujeto que la perpetra.

La S I tiene vida propia: es un ser humano, con afectos y aversiones, y ella es libre de ser adversa a m?.

Yo soy libre en la medida en que reconozco que yo he estado labrando el camino de la obsesi?n con la S I. He atribuido a la S I demasiados poderes. En realidad, la imagen de la S I es muy diferente de la S I real. La S I de mi obsesi?n no tiene ninguna relaci?n con la realidad. La S I de mi obsesi?n s?lo es un mont?n de pretextos disfrazados de la propia S I.

Retirad el disfraz de la S I y aparecer?n tus verdaderos impedimentos ?interiores?.

Adi?s, obsesi?n con la SI.

Salud

Tags: obsesiones

Publicado por Ariastoteles @ 0:11
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios

wow esto me ispiro mucho a coger mi camino verdadero Sonrisa

 

Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 06 de abril de 2011 | 2:24