S?bado, 01 de diciembre de 2007
Mi hermano el magno

Enrique Arias Valencia

La gran pol?tica

La gran pol?tica quiere hacer de la biolog?a la reina de las dem?s ciencias.
Nietzsche


No hay nada milagroso en ninguno de los aspectos de la mente humana. Todos son meras adaptaciones de la evoluci?n biol?gica para enfrentar situaciones dadas. El evolucionista Stephen Jay Gould ya lo ha dicho por nosotros: ?La igualdad del g?nero humano es una condici?n contingente de la historia?. Convengamos en que la igualdad es un asunto de fraternidad. Es as? que no hay razas superiores, y en consecuencia, tampoco inferiores. Y menos aun hay dioses que nos expliquen o alegren la vida.
?Falla la raz?n? La corteza cerebral es la ?ltima novedad de un sistema tan viejo como el mundo vivo. Y sin embargo, al ser nueva, tiene todas las taras de la juventud. Por eso est? llena de fallos y defectos, consecuencias del azar y el error que imperan como amos del mundo natural. Seg?n me he podido enterar parece que en el nivel b?sico la mente es un esquema muy mediocre, fundado en una serie de s?mbolos bastante simples, que son la base de sistemas m?s complejos e interesantes que son a su vez la base de la ?nica estructura decorosa de la mente humana, esto es, la raz?n. Por lo tanto, la raz?n se basa en la mediocridad de las simplezas de la biolog?a, y de vez en cuando nos lo recuerda con sus equivocaciones.
El origen de todos los traumas infantiles est? en la familia. Por eso, cuando alguien comienza a dar visos de un comportamiento inconveniente, lo m?s seguro es que est? recreando una situaci?n que sucedi? durante la infancia en la cual el individuo estaba sometido a una enorme presi?n mental que se conservar? a manera de acto repetitivo que protege al organismo del estr?s, pero condena al individuo a una aburrida vida de dramas chabacanos cuyo elemento m?s destacado es la reproducci?n incansable de escenas que al acumularse, s?lo generan m?s copias de s? mismas. As? entramos en materia: yo tengo un trauma irresoluble.

Tags: Enrique Arias valencia, hermano

Publicado por Ariastoteles @ 0:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios