Jueves, 31 de diciembre de 2009
Pronto repicarán las campanadas que anuncian la llegada del año 2010. Es un tiempo de reflexión y celebración de vida. ¿Cuándo es el mejor momento para abrir el regalo que la vida tiene reservado para nosotros? El mejor momento para abrir ese regalo es el presente. Por eso, el año nuevo nos invita a hacer de éste la mejor época de nuestra vida. El desafío está en comunicarnos con nuestros sentimientos, pues ellos nos sabrán conducir a donde la razón haga sus planes. Espero que el año que viene todos sus proyectos se hagan realidad. Que sus propósitos de año nuevo se cumplan, y que la felicidad reine en sus hogares. Que cada jornada les regale un nuevo triunfo. Que siempre disfruten de salud. Que nuestros planes concurran para que hagamos de éste un mundo mejor. Cada vez se hace más importante que trabajemos juntos por la paz y el desarrollo de nuestro país. Que cada día el amor los ilumine, tanto en las penas como en las alegrías, y que al final de cada uno de los días del año 2010, puedan sonreír antes de dormir. Éstos son mis mejores deseos. El año que pasó nos entrega grandes lecciones que pueden aprovecharse para el año que comienza. El año transcurrido nos ha enseñado a conocer nuestros errores y también nos ha dado las herramientas para repararlos. Por eso podemos observar que las penalidades pasadas sean la puerta hacia las alegrías del futuro. Repasemos cada momento del año que termina para que su enseñanza nos sirva de estímulo para comenzar nuestros nuevos planes. Las grandes aventuras del pasado nos pueden dar una pauta para aprender a hacer realidad nuestros proyectos. ¿De cuánto tiempo disponemos para realizar nuestros sueños? La Tierra tiene cinco mil millones de años. La vida surgió hace 800 millones de años en el mar. Los dinosaurios aparecieron hace 220 millones de años, y se fueron hace 70 millones. El hombre llegó hace menos de un millón de años, cada uno de nosotros tiene menos de cien años para recorrer la gran maravilla del mundo. Por eso, el mensaje es: vive cada día con intensidad, entrega algo de valor a los demás y disfruta lo que recibas con gratitud.

Enrique Arias Valencia

Tags: año nuevo

Publicado por Ariastoteles @ 23:59
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios