Lunes, 15 de marzo de 2010

Genes y moral 2

Aguinaliu escribió: El egoismo también puede ser visto de dos modos. Es más egoista el que desea tener (A si mismo, conocimientos, riqueza...) para ayudar a los demás o el que da esperando recibir a cambio tanto o más que lo dado.

Respondo: ¡Totalmente de acuerdo Aguinaliu! Por eso nuestra especie es un fracaso moral; porque no puede salir del Maelstrom del gen egoísta.

¡Todo, absolutamente todo está configurado por la lucha por la existencia!

No hay culpables de esto, simplemente es la actuación de la naturaleza biológica, ciega, pero omnipotente.

Por eso hay genios en el campo del arte, de la cocina, de la medicina, del naturismo, del New Age, de la filosofía, del deporte, de la ciencia, de la tecnología, de la moda del vestir, del arte de amar a la pareja, de la educación, y podría seguirme con los etcéteras.

Pero no hay genios de la política, ni de la economía ni de la moral, porque el gusano del egoísmo corroe el corazón inmóvil del ser humano. De ahí las crisis económicas, las hambres y las guerras.

Esta situación es irremediable, y en el fondo carece de culpables. Sólo es una grave advertencia sobre la verdadera naturaleza del ser humano.

Naturaleza descubierta por Darwin, y que una vez comprendida, nos sirve para aceptar con humildad que la miserable condición humana es resultado de la selección natural.

Saberlo, nos evita enfados y enojos, y nos hace sentir piedad por los ricos y los pobres por igual.

Salud

Tags: Darwin, Richard Dawkins, Enrique Arias Valencia

Comentarios