S?bado, 03 de abril de 2010

Tesoro de contemplación

El modo de vida del bodhisatva

Gueshe Kelsang Gyatso

Editorial Tharpa

Jerez de la Frontera, 446 págs.

 

Hay un exquisito libro esotérico, el Lamrim, el cual ha sido la fuente de inspiración del budismo kadampa. Bajo la noble bandera del kadampa escribe nuestro monje Kelsang, y con la lámpara de la inteligencia del Buda el abad nos brinda la iluminación de nuestra búsqueda espiritual.

En esta obra encontraremos las prescripciones y los consejos que constituyen la interpretación del budismo de la mano del maestro Atisha, el autor del Lamrim. El kadampa incluye una serie de prácticas específicas que deben cumplirse por etapas. La meta de dichas prácticas es la iluminación.

El budismo kadampa destaca por su sencillez, claridad y profundidad argumental. Su objetivo es solucionar los problemas de la vida diaria y por lo tanto es aplicable a todos los desafíos de la sociedad actual.

Más que ningún otro, el budista sabe que hay sufrimiento en el mundo. De hecho, el sufrimiento es inherente al mundo. Hay, digámoslo así, una herida permanentemente abierta en nuestro corazón. Curiosamente, de dicha herida manan el amor y la compasión del bodhisatva, quien se ha dado a la tarea de librar a todos los seres del sufrimiento. Cuando aceptemos esta verdad descubriremos la bodhichita, la herida de amor que todos llevamos dentro. La sabiduría aparecerá cuando la bodhichita nos brinde una visión superior, libre de sufrimiento mundano. He aquí el camino para conseguirlo.


Tags: libros, reseñas

Publicado por Ariastoteles @ 0:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios